El nombre ideal para tu marca ¿cómo hallarlo?

El nombre ideal para tu marca ¿cómo hallarlo?

El nombre ideal para tu marca ¿cómo hallarlo?

Al día de hoy no podemos elegir el nombre de nuestro negocio de manera fortuita o aleatoria, no se trata de ponerle el nombre de la colonia o lugar de ubicación, la fecha de inauguración o cualquier otro método que no sea pensando en el marketing, es decir, que sea “pegajoso” y llame la atención.

¿Te imaginas que hubiera sucedido si Little Cesar’s Pizza se llamara Pizzas Pancho?, ¿consideras que tendrían el mismo éxito?

Dar con el nombre ideal para tu negocio no es algo fácil, pero si lo encuentras, atraerás muchos beneficios, considerando que este nombre influirá la manera en que tus clientes perciben tu marca

Recuerda que el nombre, de la mano del logotipo y slogan  de tu empresa, son tu carta de presentación ante los clientes; es por ello que al crearlo debes pensar en qué quieres comunicar respecto a lo que haces, eres, ofreces y quieres alcanzar.

Del mismo modo que se contrata a un contador público para realizar el cálculo de impuestos y pagos ante hacienda, un médico para atender nuestras enfermedades o un arquitecto para diseñar un edificio; te recomendamos contratar a un profesional de marketing para encontrar el nombre de tu empresa, así como su identidad.

Considerando que seas un pequeño emprendedor que inicia su negocio y no cuentas con un presupuesto amplio, te compartimos algunos de los métodos que utilizan los mercadólogos para encontrar el nombre ideal para negocios y productos nuevos:

¿Qué quieres comunicar?

El nombre adecuado deberá comunicar quién eres y que es lo que tu empresa hace, por ello deberás pensar el qué quieres que tus clientes piensen de tu negocio al momento de ponerle nombre. Recuerda que primero es el “qué” y luego el “cómo”.

Los siguientes puntos te ayudarán a decidir los elementos claves para llegar a ese nombre ideal:

  • Describe tu tipo de negocio
  • ¿Qué diferencia hay entre tu empresa y su competencia?
  • ¿Qué hacen mejor?
  • Qué quieres que recuerden tus clientes?

Nombre memorable

Deberás hallar las palabras adecuadas para ese nombre; si observas podrás darte cuenta que las mejores marcas y productos tienen nombres que no sobrepasan las siete letras. Un nombre corto ayuda a la memorabilidad, sin embargo hay marcas con más letras o más de una palabra que también puedes considerar exitosas; se trata de encontrar el ideal para tu marca o producto.

  • No más de 7 letras
  • Fácil de pronunciar y recordar
  • Olvida los nombres largos
  • Di no a los términos que sólo tú entiendes (a menos que sea un sector muy focalizado al que quieres llegar).

Describe y descubre lo mejor de tu marca

Al pensar en un nombre, deberás incluir qué es lo mejor hacen, por ejemplo: “Smart Fit”, que sugiere que harás ejercicio de manera inteligente.

Por ello, considera que:

  • El nombre debe de estar relacionado con la actividad fundamental de tu empresa.
  • Utiliza palabras de connotación positiva
  • Olvida aquellas que liguen tu marca a cosas malas como lenta, ineficiente, etcétera.

El eslogan, un elemento clave

Al pensar en el nombre de tu marca o producto, deberás considerar que debe ir acompañado de un eslogan que refuerce su mensaje y ayude a atraer la atención de los posibles clientes.

Manos a la obra, a encontrar ese nombre

Ya cuentas con una idea más armada de los conceptos que ya mencionamos; entonces manos a la obra; para crear el nombre puedes recurrir a los siguientes ejercicios:

Lluvia de ideas

Técnica donde un grupo de personas brinda sugerencias para generar una lista de nombres, para ello, deberás incluir a todos los que estén involucrados directa o indirectamente en el proyecto, ya que son quienes mejor conocen su meta u objetivos.

Recuerda que dos cabezas piensan mejor que una y tres mejor que dos; incluye a socios, pareja, familia, colaboradores, etcétera.

En este ejercicio necesitas un ambiente confortable, espacios, muchas hojas de papel, lápices, pizarrón y mucha cratividad; si esta se agota, siempre pueden recurrir al diccionario o enciclopedias que ayuden a refrescarla eligiendo palabras o páginas al azar, ayudarán a que las ideas fluyan de nuevo.

Este sí, este no

Una vez con una lista de posibles nombres en mano, es momento de descartar. Esperando que no sea demasiado larga la lista, deberás escoger aquellas palabras que más se adapten a tu negocio, su giro y su meta; siempre considerando:

  • ¿Cuál es el más fácil de pronunciar?
  • ¿Cuál es el más corto?
  • ¿Cuál no necesita una explicación para entender lo que ofrece?
  • ¿Cuál es más fácil de recordar?
  • ¿Cuál es diferente al de la competencia?
  • ¿Cuál proyecta éxito?
  • ¿Cuál da a conocer mi ventaja competitiva?

Por último, algo que no deberás dejar nunca de lado, que en el caso de los nombres para marcas y productos, siempre deberás pensar en ¿cuál te gusta más?

WhatsApp chat